Benzema

La figura de Karim Benzema está siendo objeto del debate más feroz entre la hinchada del Real Madrid en los últimos tiempos. Su indiscutible bajón en la definición ha provocado que se critique de forma masiva la confianza que Zinedine Zidane ha mostrado en su compatriota, que sin embargo y salvo contadas excepciones, tiene claro que en su plan de juego su presencia, y más en los días clave, es innegociable. De hecho, su no alineación ante la Juventus en el Santiago Bernabéu quizás llamó menos la atención por el hecho de que el equipo blanco trajo un 0-3 de Turín.
El principal problema para el francés, evidentemente acrecentado durante este curso, es la falta de seguridad en el remate. Nunca ha sido el canterano del Olympique de Lyon un futbolista que haya enfocado su juego a terminar las acciones, pero las cifras de este curso están llamando la atención desde un prisma negativo.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Unos números de los que, por cierto, se puede extraer un factor mental que es muy difícil de analizar, no por el hecho de que sus golpeos no estén siendo seguros -que no lo están siendo- sino porque lo está intentando en menos ocasiones.
Merece la pena ir a los números porque son llamativos. En liga, Benzema ha marcado 5 goles en 55 disparos a portería durante 27 partidos, con una media de acierto del 0,09. En Champions, ha rematado 11 veces, marcando 2 goles (0,18 de acierto). En cuanto a los intentos, Karim dispara 2,03 veces por partido en la liga, y 1,83 de media en la Liga de Campeones. Por comparar, Isco ha marcado 6 goles en 47 remates durante 28 encuentros de la liga española, y no ha anotado en 19 intentos durante 9 partidos de Champions. Es decir, prueba 1,67 veces por partido en liga y, llama la atención, 2,11 en la Liga de Campeones.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Haciendo la media, Isco dispara entre las dos competiciones 1,89 veces por encuentro, mientras que Karim lo hace 1’93. El resumen es que un centrocampista a ojos de todos como el malagueño chuta prácticamente lo mismo que el hombre que lleva el nueve en la camiseta. Otra comparación llamativa es la que deja con Roberto Firmino, probablemente el jugador de la élite, en rol, más parecido a Benzema en la actualidad. El brasileño ha marcado 15 tantos en 78 disparos durante 34 encuentros de Premier League (0,19 de acierto y 2,29 remates por partido), mientras que en Champions ha anotado 10 en 36 remates en los 11 partidos que ha jugado (0,27 de acierto y 3,27 intentos por duelo). El 9 del Liverpool hace de media entre ambas competiciones 2,78 remates por encuentro. Casi un tiro más que el francés.
Es indiscutible que el ratio de acierto del francés es pobre, pero también que su predisposición a disparar ha bajado, y el argumento de hacer un trabajo sucio para Cristiano pierde un poco de sentido al descubrir cómo el portugués ha mantenido su capacidad goleadora durante el último lustro, con Benzema buscando más veces terminar la jugada.