Scotland 2018 kit LEAKED

Entre varias fotos también nos topamos con lo nuevo de adidas para la selección nacional de Escocia, que no logró calificarse a Rusia 2018 y que tendrá como objetivo lograr un cupo para la EURO 2020. Veamos.

La nueva camiseta usa un template con cuello ‘v’ blanco cruzado con reborde azul y las tres tiras ubicadas sobre los costados. El frente presenta el patrón que bien supieron usar Países Bajos y Alemania a finales de los 80 e inicios de los 90, pero invertido y sin efectos de degradé (Escocia usaba Umbro en ese entonces, por lo que no es algo que hayan usado antes). El escudo se presenta a todo color, mientras que el branding de adidas va en blanco. El uniforme se completa con shorts blancos y medias rojas.

Cómo enseñar a un niño a ser portero

Para obtener los mejores resultados de una sesión de entrenamiento de porteros es imprescindible que esté perfectamente planificada. Si además, es una sesión con niños todavía es más importante esta planificación, ya que ayudará a centrar la atención de los pequeños y conseguir el objetivo por el que se realiza.
Normalmente, cuando un grupo de niños empieza a entrenar a fútbol, es difícil encontrar al que quiera jugar en la posición de portero. Todos quieren meter goles, no quieren tirarse por el suelo ni ser el culpable de los goles encajados. Cuando un niño a edades tempranas decide empezar a entrenar como portero, suele ser porque algún familiar muy cercano ha jugado antes en esa posición o porque no tiene especial preocupación por que se metan con él. Aquí adquiere importancia el trabajo psicológico y el entrenamiento de la personalidad del portero de fútbol como ya hemos visto en otras ocasiones.

Para una sesión de entrenamiento de porteros infantiles, hay que tener en cuenta las características de cada edad. No hay que proponer actividades por el hecho de completar una sesión de trabajo, sino que hay que encontrar los ejercicios más adecuados para que los pequeños porteros avancen y progresen en su entrenamiento.
Al entrenar con niños, la satisfacción del niño es fundamental para su aprendizaje por lo que hay que estimular su motivación para que él pueda sentir que es capaz de lograr los objetivos que le pide el entrenador y eso le permita avanzar y mejorar en su preparación como portero.
Foto Creative Commons Flickr
Agregando productos al carrito…Espere un momento

Cómo elegir una pizarra o carpeta táctica

Para todo entrenador es importante poder organizar el tiempo y las sesiones de entrenamiento de la manera más fácil y cómoda posible para aprovecharlas y sacar el máximo rendimiento de sus jugadores. Para ello, una buena opción es utilizar una pizarra magnética o carpeta táctica donde organizar la estrategia y exponerla a los jugadores para intentar que luego surjan las mínimas dudas posibles durante el partido.
Para sacarle el mayor provecho a los entrenamientos es importante saber cómo elegir la pizarra o carpeta táctica, por lo que aquí te mostramos algunos detalles en los que debes fijarte.
Las pizarras y carpetas son distintas dependiendo del deporte, ya que cambia el dibujo del campo de juego, medidas, proporciones, etc. Hay pizarras disponibles para fútbol, fútbol sala/balonmano, baloncesto…
Hay pizarras reversibles que incluyen rotulador tipo Villeda para dibujar jugadas y posiciones sobre el campo entero por un lado y medio campo por el otro para mayor detalle.
También hay pizarras magnéticas están reforzadas con marco de aluminio de distintos tamaños y además incluyen fichas magnéticas para simular los jugadores de los dos equipos y con posibilidad de colgar en la pared. Incluso hay algunas que debido a su gran tamaño y para mayor comodidad son plegables e incluyen asas para su transporte.
Si quieres ocupar el mínimo espacio posible mientras no la estás utilizando pero sin perder espacio de campo a la hora de usarla, una buena opción es una pizarra enrollable. También son magnéticas e incluyen fichas para organizar el juego y además pueden colgarse o colocarse sobre un trípode.

Carpetas tácticas con campo y fichas magnéticas y/o rotulador tipo Villeda en un lado y bloc para anotaciones al otro lado para que no se escape ningún detalle sobre los jugadores, posiciones, estrategia, etc.
Carpetas con dos campos, uno magnético con fichas a un lado y otro campo dibujado en bloc para que puedas tener expuestas varias jugadas a la vez y explicar las técnicas y estrategias de juego a tus jugadores.
Además de las pizarras o carpetas tácticas, también hay disponibles sets de entrenador completos que además de tener el campo magnético y bloc para anotaciones incluyen cronómetro, silbato, rotulador, etc. Todo ello en una práctica cartera con cremallera o carpeta porta documentos para que puedas tener a mano todo lo que necesitas.
Una gran variedad de pizarras y carpetas tácticas donde tomar nota de todos los detalles de tu equipo y poder hacer un seguimiento de jugadores y partidos de la forma más fácil y cómoda. ¿Has elegido la tuya?

Porque entrenar los espacios reducidos

La nueva publicidad de Nike se ha trasladado hasta Fuentealbilla para destacar como los excepcionales jugadores como comenzaron jugando en espacios pequeños, en este caso Andrés Iniesta.

Pero cierto es que en las técnicas de entrenamiento se trabajan los espacios reducidos realizando entrenamientos  en zonas geométricas que se delimitan dentro del campo con conos, postes, vallas y todo tipo de marcas removibles. El objetivo es claro, facilitar el mejor desenvolvimiento posible de los jugadores cuando tengan que hacerlo a lo largo y ancho del campo convencional.

De esta forma se consigue enseñar a los jugadores , desarrollar habilidades, técnicas, físicas, psicológicas y tácticas. Consiguiendo hacer un juego más fácil y progresivo.  Pueden realizarse combinaciones de uno contra uno y múltiples. Es fácil ver en un entrenamiento como los jugadores se disponen en circulo y algunos intentan robar el balón mientras otros solo pueden dedicarse a pasarlo sin poder recuperarlo.

En cualquier caso este tipo de entrenamiento tendrá que ser acompañado de ejercicios individuales de técnica, táctica y preparación física individual.

En definitiva se trata de formar a los jugadores en aspectos esenciales como:

-Aprender a crear espacios con el movimiento constante.

-Pensar con rapidez para pasar al siguiente paso cuando reciban o cuando se les someta a presión.

-Los jugadores de defensa deben aprender a trabajar de forma mas coordinada y solidaria.

-Disponiendo de posesión se convierte en una constante la búsqueda de pases y de espacios.

-Sin duda, se gana en técnica y en calidad de pase y control.

Si hablamos de fútbol infantil el uso de espacios reducidos es más una necesidad por el poder de actividad que los pequeños pueden realizar. Pero en cualquier caso jugar en espacios reducidos significa tener que adaptarse a un juego veloz, preciso, mejorando la calidad de los pases, control del balón y de los límites de juego, así como la sicología del jugador al tener que controlar situaciones de roces, presión de las que debe aprender a salir con el desmarque.